Víctimas del virus: ¿Europa, la globalización, la democracia, la vejez….?

Empezamos por Europa, puesta en cuestión en esta pandemia

Deja un comentario

Archivado bajo Epidemias, Europa, internacional

#Covid19: Un Plan Marshall, pero también un New Deal.

Portada The Economist

“Necesitamos liderazgo, conocimiento y un nivel de ambición similar al Plan Marshall, y una visión como la que inspiró el New Deal, pero a escala planetaria”, pidió desde el principio, Ángel Gurría, Secretario de OCDE en “Acciones conjuntas para ganar la guerra”. Es la clave sobre todo para Europa: un plan multimillonario para el shoc sanitario pero también económico sí, y no solo nacional, pero también un profundo consenso, un diseño conjunto y acordado de hacia dónde vamos.

Porque no es un breve paréntesis tras el cual todo volverá a ser igual, ni lo que vendrá será diametralmente distinto. Es decir, no nos espera el Apocalipsis que algunos pronostican, ni la revolución a cuenta de un virus (ver enlaces). Pero se elijan o no, se consensúen mas o menos, habrá cambios por la dramática experiencia humana en los países mas contagiados, porque dejó al descubierto el descontrol y cuellos de botella de la globalización, y porque ya ha sido la mayor y mas rápida destrucción de riqueza en muy poco tiempo –resume Emilio Ontiveros-, y «por decisión propia», añade Juan Ignacio Crespo para justificar la falta de precedentes y el difícil pronóstico.

Como habrá transformaciones, mejor que sean dentro de un diseño de futuro como el Estado del Bienestar y de Derecho concebido para Europa en 1942, cuando el frente militar era muy adverso, y faltaba mucha sangre, sudor y lágrimas para terminar la Guerra. Pues, a pesar de las decisiones y mensajes de esta semana del Parlamento Europeo o la Comisión… la reacción ha sido en Europa casi tan caótica como en EEUU.

Prevalece el nivel nacional, incuso en Alemania, a pesar del millonario plan de ayuda (del 720 mil millones), y del grave discurso de la Canciller Ángela Merkel -donde no mencionó a Europa, aunque tampoco a Alemania-, confinada después por su exposición al virus. Como antes se miró de lejos a China, los gobiernos de Holanda, Suecia, Finlandia o Austria creen que la situación de Italia, ahora en España y rápidamente en Francia, no les llegará y bloquean medias como los “eurobonos”, o “coronabonos”.

Temen la reacción nacionalista y ultra a medidas europeas, o restricciones de sus propias libertades también por su alto costo económico, y por eso en buena parte de Escandinavia siguen de copas y paseando, aunque su vecino ruso, Vladimir Putin, otro que minimizaba el virus, haya inmovilizado Moscú de un día para otro. A pesar de haberlo pedido por carta 8 mandatarios, el Consejo Europeo que les reúne aún no ve claro un Plan Marshall. Quizás mas adelante, comentaron en el encuentro telemático de este jueves, aunque ante la amenaza de abandonar la cita, el Primer Ministro Italiano dio un plazo de 10 días. Ni se menciona un New Deal continental y menos global.

EurobonosCoronabonus, o mecanismo financiero europeo, embrión del Tesoro UE, que complemente la monea común, y mas en esta emergencia:

Cuadro del J.I. Crespo en su News Letter casi diario

Pronósticos económicos:

  • Juan Ignacio Crespo, El País: “En qué acabará el Crash 2020” ; en El Español “Tres cracs en uno”  23/3
  • Golman Sach, resumido por Reuters en trimestres, tb hilo de Enrique Feas en twitter: Unemployment to hit 9%. GDP growth (annualized q/q rate) Q1 -6% Q2 -24% (yes, that’s -24%) Q3 +12% Q4 +10%
  • BM y FMI, lo resumen en una mayor contracción que en la crisis 2008.

Globalización:Naomi Klein, fundadora de Non Logo, al considerar insostenible “el capitalismo de amiguetes” de la crisis del 2008 y ahora, confía el futuro a propuestas como la de Sanders.

Europa

EEUU

América Latina:

Recopilaciónes:

Los enlaces sobre valores éticos y culturales, quedan pendientes.

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Epidemias, Europa, Uncategorized

#Covid19: Un Plan Marchall, pero también un New Deal.

Portada The Economist antes de que 1/3 de la humanidad fuera confinada

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Tiempos interesantes

Este tipo de máscara se creó durante la peste en Venecia para mantener la distancia social e incluir hiervas en la nariz

«Que vivas tiempos interesantes», es un ancestral adagio chino que en Occidente suena a deseo, pero que es una maldición, me recordaron en la crisis 2007-2008. Como esa generación que creció dando por hecho el aburrido» bienestar y paz europea, confieso que solo entonces descubrí la condenación implícita. Y con la actual pandemia, ya sumamos tres imprevistos fenómenos recientes que han sacudido el mundo y cambiado drasticamente el futuro de paz generalizada, crecimiento imparable y bienestar asegurado, prometido tras al fin de la guerra fría, donde por no tener no tendríamos ni historia, y la varita mágica sería una globalización imparable, aún sin mapa ni brújula, como alertó el PNUD.

Ni el apocalipsis, ni la revolución

El lamento no es, ni puede ser, que el sueño se evaporó. Es lo que hay, y lo que hemos hecho tras unos acontecimientos que forzaron cambios de todo signo: a mejor algunos y a peor otros, pero sin rumbo claro. A ver sí, esta vez sí, anticipamos el rumbo. Aquí hago un somero repaso, mas y mejor, analizado en abundantes reflexiones y ensayos de este fin de semana reseñados en enlaces en el próximo post, si bien excluyo a los heraldos del apocalipsis, con frecuencia quienes antes minimizaron la pandemia, y también concedo poco futuro a quienes atribuyen a un virus la revolución. En realidad, intento poner el foco en las prioridades: mas allá de la gestión de la emergencia humana y conjurar sus efectos económicos, acabar con las crisis superpuestas -como la del petróleo, y otras europeas-, y la tendencia a atribuir todo mal al imprevisto al virus. En mi modesta opinión, gran parte de la difícil gestión no es su discutible imprevisibilidad, sino los desajustes a todos los niveles, sobre todo internacional, para hacer frente a desafíos globales.

La paz asegurada

  • En el 11/S despertamos del sueño de paz asegurada, tras diluirse la amezana de una guerra nuclear, y que tuvo su segunda oleada en los atentados yihadistas en Europa esta última década. También, en ese despertar de pesadilla descubrimos la gran vulnerabilidad de nuestras sofisticadas y tecnológicas sociedades abiertas. Y ya sabemos lo que vino después del 11/S: guerras superpuestas sin claro principio ni fin que, además de multiplicar la indefensión de la población civil y las cifras de refugiados, han exacerbado la disputa del liderazgo regional y multiplicado el comercio de armas -y la ambición nuclear-, con irrupción de ejércitos privados y de regulares en función paramilitar …. donde no valen las convenciones internacionales, pues el mundo multipolar mas que una gobernabilidad compartida, trajo la parálisis de organismos multilaterales menguantes, el repliegue al rampante nacionalismo cada vez mas local, y el desgobierno global.

El crecimiento indefinido

  • El crecimiento imparable se esfumó de golpe con la crisis del 2008, anticipada por las bolsas desde 2007, con el antecedente de la burbuja tecnológica, pero resumida en la caída de Lehman Brothers. Durante meses, entonces como ahora en la pandemia, se habló en Europa de una crisis de Wall Street de la que llegaría «la ola». Tras un keynesiano plan de Bush- Obama el epicentro pasó a ser la propia Europa y las medidas continentales solo empezaron en serio un lustro después, con un país ya en bancarrota, otros tres temblando, y el euro amenazado. Con Lehman Brothers se rompió el precepto de «demasiado grande para caer», pero se arbitró rápido una concertada vacuna para evitar las caídas de la banca, y un mas tibio y limitado plan general (Junker). El inicial impulso de gobernabilidad económica mundial, de acción concertada de los bancos, límites a la sobredimensión financiera con la economía real, o cerco a los paraísos fiscales, del recién creado G-20 (en sustitución del ya irreal G-8), fue dejando caer los compromisos conforme se recuperaba el crecimiento, y olvidó aquello de «la refundación del capitalismo». Dejó sí importantes reformas económicas en la Unión -aún sin completar-, pero el coste social de tanta lentitud y dubitación fue enorme, sobre todo en el espectacular aumento de la desigualdad y precariedad.

El bienestar asegurado

  • Cuando a duras penas nos recuperábamos, llegó un desconocido virus para romper la ensoñación del bienestar asegurado en lo mas sensible, la salud. No hicimos caso de alertas como el SARS o la epidemia de ébola. Aún mermada por la crisis y la receta de austeridad, la sanidad pública era el escudo frente a epidemias lejanas. Y aún con mucho costo humano, nos protegerá sí, a diferencia de lo que puede ocurrir en América: la Latina pero también la rica estadounidense, no digamos el África subsahariana. Cuando la epidemia se desató en China, preocupaba más su efecto económico que un riesgo humano de propagación circunscrito a Asia, y controlable con ciencia (la referencia fue el SARS). Primero Italia y luego España, ahora ya Alemania y Francia, decidieron tomar medidas cada vez mas drásticas, aún a costa de sacrificar la economía, un parón a neutralizar rompiendo incluso con las sacrosantas restricciones del déficit. Lo contrario del gobierno de Boris Johnson (¿por excepcionalidad británica?), pero obligado a cambiar ante la evidencia. Mas espectacular el giro del Presidente, Donald Trump, con la sola reacción inicial al desplome de las bolsas, pero que al fin hoy avaló el confinamiento decretado por los gobernadores de los poblados –Nueva York, California y Washington- además de un paquete multimillonario que las cámaras debaten para equilibrar las ayudas a grandes empresas y a los ciudadanos. No se trata de, por primar la emergencia humana, despreocuparse del virus en la economía -y su/sus vacunas-, pues ni en 2008 se produjo tal destrucción de riqueza en tan poco tiempo, resume el economista, Emilio Ontiveros, mientras el analista, Juan Ignacio Crespo, disecciona el «Crac 2020», en tercios: pánico, epidemia, y asuntos previos. De momento, ya hemos superado a China en inmovilidad: hay 1000 millones de personas confinadas, la quinta parte de la humanidad , que han subido éste martes a 1/3 al anunciar el Presidente de India el confinamiento de su país. Sumesele las decenas de millones paralizados por la suspensión de vuelos, puertos y fronteras.

La gobernanza global, una Europa unida también en tiempos dificiles

«Ha mostrado cuán frágiles somos, y cuan global debe ser la respuesta», resumió Giani Infantino, Presidente de las Federaciones de…Fútbol (FIFA), junto al director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Pero en los tres hitos, crisis o momentum que rompieron la ensoñación del cambio de siglo, y en las que también oímos reflexiones parecidas, se repite: ausencia de gestión global, poca regional, incluso en instituciones diseñadas para ello, como la Unión Europea.

Si la Comisión mostró agilidad cuando se trataba de repatriar a los europeos confinados en China, cuando la epidemia llegó a casa fue la parálisis. Aunque se nos llegó a filtrar que la sanidad no es competencia de la Unión, asegurar el Mercado Único sí -la producción, distribución y suministro dentro del continente-, sobre todo en cruciales artículos sanitarios de primera necesidad que han sido un cuello de botella país tras país. La imposición de permisos especiales para exportar fuera de la UE, la liberación de patentes para asegurar la fabricación nacional en industrias ajenas al sector, y la coordinación para agilizar la circulación de productos, han sido una primera e importante corrección, pero no tapa aún el vacío de respuesta conjunta debido a que en el Consejo formado por los gobernantes europeos primo el «sálvese quien pueda».

Semana decisiva

Hace falta mucho mas y, de momento, en el virus económico ha habido mucha cacofonía y dubitación, y pocas medidas comunitarias claras, aunque todos los mandatarios y cabezas visibles de UE repetían «haré todo lo que sea necesario», parafraseando a la frase con la que Mario Draghi paró la especulación contra el euro. ¿Eurobonos, cornabonus, MEDEM..?, son fórmulas que se discuten para financiar el costo del parón y apuntalar una rápida recuperación. Si bien el BCE sacó al fin un tanque -1 billón en liquidez y créditos-, y hay un impresionante giro de los principales gobernantes, faltan acuerdos claros de la Unión -Comisión, Eurogrupo, parlamento, todo bendecido por el Consejo-. Tienen cita esta semana, además de un encuentro entre los países del G-20, a falta de coordinación alguna entre las grandes potencias. Veremos si, esta vez sí, avanza más la gobernanza global, para salvar no solo a los «muy grandes para caer», sino a los siempre pequeños que caen.

Crisis añadidas

Mientras, hace faltan también conjurar las crisis añadidas aprovechando la alarma mundial; desde Corea del Norte probando otra vez misiles, hasta la guerra de precios del petróleo entre Arabia Saudí y Rusia, que multiplicó el hundimiento de las bolsas. Otra interna de la UE es la repentina decisión del Presidente Húngaro, Víctor Orban, de enviar al parlamento un decreto por el que se receta plenos poderes todo el año.

A futuro, la mas pertubadora es la rivalidad geoestratégica entre EEUU y China también a cuenta del Covid-19, su origen y vacuna, ya mencionada en el anterior post. Si bien esa tendencia como las anteriores y otras, responde a atribuir todos los males al virus, incluso las tensiones o fenónemos anteriores, como la crisis social en América Latina que supuso una espectacular salida de inversión de la región, y que sin duda la pandemia agrava.

La frase del día ya viene de Latinoamérica: «Mejor confinados que finados».

Deja un comentario

Archivado bajo Epidemias, Europa, internacional

El liderazgo es clave, mas en crisis imprevistas

De la negación del desafío de un “virus extranjero”, a declararse en guerra y Comandante en Jefe, con muchas dudas, confusión y retraso en las medidas económicas y sociales

La falta de liderazgo, el principal problema.

“En realidad es bueno para Estados Unidos. Además, es un engaño perpetrado por los medios de comunicación y los demócratas. Encima, no es para tanto, y los ciudadanos deberían comprar acciones. En cualquier caso, lo tendremos todo bajo control“, resume el economista, Paul Krugman las primeras reacciones del Presidente de EEUU, Donald Trump sobre una pandemia en la que no tomó medidas ni al declararla así la OMS, salvo la luz verde a la Reserva Federal para contener la locura bajista de las bolsas.

Cuando empezó su giro copernicano, anunció ayudas multimillonarias, mas dubitativas respecto a test y compensaciones sociales, así que los estados tomaron sus propias medidas. Y en el afán de difuminar la incompetencia, Trump ha convertido la vacuna en una carrera geoestratégica como lo fue la llegada a la Luna en la guerra fría, además de un lío diplomático con Alemania, y así se lo ha tomado China. Sin embargo, como ocurrió con los test del Covid-19, aún no hay medidas en EEUU para asegurar el acceso y gratuidad de los remedios aplicados, como los antiretrovirales del UVIH/SIDA.

En “Cuando una pandemia tropieza con el culto a la personalidad”, Kugman recuerda los recortes a los organismos de vigilancia epidemiológica, y confiesa que “esperaba ver cómo afrontaría su Gobierno una crisis no causada por él mismo. Extrañamente, llevamos tres años sin descubrirlo: hasta ahora“. Como la actitud de Trump crea tendencia, tanto su vecino mexicano, Andrés Manuel López Obrador, como el brasileño, Jair Bolsonaro minimizan la amenaza sin tomar medidas- y eso que 4 miembros de la delegación brasileña que viajó a EEUU dieron positivo en coronavirus-. Si bien la mayoría de los gobiernos Latinoamericanos toman drásticas disposiciones para evitar la expansión europea, México y Brasil suman la mitad de la población de la región.El Secretario de la ONU, Antonio Guterres sobre el Covid-19

A la palmaria falta de liderazgo estadounidense, se suman las dudas europeas, y los agujeros negros de información de otros.

Esta semana los principales líderes europeos han tomado decisiones más drásticas en solmenes e inusuales discursos, y tras los bazucas de ayudas multimillonarias nacionales, el Banco Central Europeo sacó un primer tanque de 750 mil millones de euros, que sumado a las tibias primeras decisiones asciende a un billón. También, la acción concertada de 6 Bancos Centrales liderados por la Reserva Federal, que además facilitó liquidez en dólares y medidas como las del Presidente español, Pedro Sánchez para evitar con “la acción de oro” que compañías potentes y rentables sean compradas a precio de saldo por el derrumbe de las bolsas. Pero, a pesar del cambio de actitud de Alemania sobre el déficit y su profundo discurso, Ángela Merkel no mencionó ni una vez Europa (recuerda Enrique Feás).

También, los denodados esfuerzos e hiperactividad de la jefa de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen, y del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, no han podido esconder el bloqueo de decisiones cruciales las primeras semanas por los desacuerdos entre los mandatarios, tanto sobre el margen de endeudamiento o lo instrumentos para financiar ayudas como para garantizar los suministros médicos básicos. Y así lo han visto la mayoría de los analistas europeos, y foráneos ( New York Times, “El fracaso de la respuesta global al coronavirus evidencia el vacío de liderazgo”)

Esta semana Europa se convirtió en el epicentro de la epidemia humana, y también del daño colateral económico, con mas fallecidos en Italia que en China donde se originó, y tal cascada de cierres o suspensiones patronales que la Organización Internacional del Trabajo calcula entre 5,3 a 24,7 millones de despidos en el mundo, dependiendo de la intensidad y respuesta a la epidemia. El cambio de la actitud de gobernantes europeos quizás anticipó lo que se venía encima, no se si hasta el punto de percibir hasta qué punto está en juego la propia supervivencia de la Unión Europea.

Añadan el giro de China: de origen de la epidemia y paralizada mes y medio siendo el 18% de la economía global, a retomar la actividad erigida en salvadora del mundo y garantía de suministros de la propia Europa (varios artículos en los enlaces posteriores avanzan pronósticos contrarios). Sumemos la ausencia de datos precisos sobre lo que ocurre en Irán, o también en Rusia, aunque el Kremlin encontró rápido en la pandemia una nueva plataforma de disrupción global, a diferencia de la actitud mantenida tras el 11/S. Pero eso para otro día.

Además de la esperanzadora evolución en China, Corea del Sur o Singapur, donde ya ven la luz al final del túnel, ya parece haber un cambio de rumbo del liderazgo europeo que hay que apuntalar. También, un impresionante acompañamiento del mundo de la Cultura, la Academia, la Ciencia o los Medios para adaptarse rápido a cumplir su rol en condiciones artesanales. Pero, sobre todo, una emocionante colaboración ciudadana, aunque nuestras hiperactivas y cómodas sociedades se despertaron de repente confinadas como no ocurrió ni en las guerras, o solo en las pestes medievales (ver enlace final sobre valores y ética).

También esperanzador la drástica reacción preventiva en buena parte de América Latina y algunos países árabes -muro de contención de la expansión al África SubSahariana. Dejo una actualización de enlaces, a la espera de volver sobre los ángulos mas estrictamente económicos, y recuerdo el lema: “A nuestros abuelos los mandaron a la guerra, nuestros padres tuvieron que lidiar con las consecuencias, a nosotros solo nos piden quedarnos en casa”.

Ya alertó tras el ébola en 2012, Will Gates, dueño de Microsoft, que dedica parte de sus beneficios a la investigación de epidemias aún sin vacuna.

Sobre la pandemia en sí, y los desafío de estas amenazas: —Mapa para seguir la evolución de la pandemia en tiempo real: —N.Y.T subraya la dificultad de los datos comparativos del Covid-19 —Comparación de pandemias análisis del Real Instituto Elcano –Medidas: La falta de agua para 1 de cada 3 personas en el mundo, limita la prevención tanto o mas que la fragilidad de los sistemas sanitarios, recuerda la Cooperación Española.

Artículos de reflexión general sobre los efectos en la economía:

Federico Steinberg, economista (Real Instituto Elcano): “Ante la incertidumbre radical” 19/3 “Coronavirus, amenaza económica, respuesta política” ;

— Política Exterior (FP Informe semanal): “Coronavirus, un terremoto geopolítico” 20/3; “La economía mundial en peligro”

-Juan Ignacio Crespo, analista de bolsas en su “casi” diaria hoja de análisis, hoy 20/3 sobre Deuda, Oro, y Dólar : y también su diagnóstico del “Crac 2020”

–Paul Krugman: La relación de sus artículos semanales en las páginas económicas de El País. El último, “Un cataclismo para los planes de Trump”

 Xavier Vidal Folch, economista, El País: Aún no disponible en web de El País, “Por una Europa Alemana” 19/3; “El mercado esta loco, loco”

-Andrés Ortega, ensayista: “El virus de la desglobalización”

Ramón Lobo, periodista: “Trump puede perder” en El País, 20/3 “Aprendiendo juntos ante la pandemia” en InfoLibre.

Miguel Otero, economista: “Coronavirus: Incertidumbre Frank_Knight”

Juan Torres López (largo y discutible): “Virus economía 2”

Sobre el Rol de China: –Juan Antonio Sacaluga, periodista “Cuando despertemos, China estará ahí“. — Mario Esteban (Rielcano): “China: cuando geopolítica y política doméstica no van de mano” —Comparación de lo hecho en Taiwan y en España.

Desinformación: —Rafael Diáz Arias, profesor y veterano de RTVE: “Ante el coronavirus, distancia social, distancia reflexiva”; -Una de las primeras y mas graves “Falsas Informaciones” o FakeNews, central en la guerra de propaganda soterrada de las potencias: que el virus es una creación de laboratorio (Chino o Norteamericano, … depende quién lo diga) donde hubo una fuga casual o intencional. Lo desmiente un estudio médico de su genoma: “El Covid-19 no es creación humana”

— The Guardian, sobre los medios Rusos: “Coronavirus was claimed to be a biological weapon deployed by China, the US or the UK. Other conspiracy theories contended the outbreak was caused by migrants or was a pure hoax”.

Una sobre ética, valores y para dónde vamos de Xavier Alberti, en francés: “À tout à leure” (Hasta Luego)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Covid-19 y Economía

Will Gates, dueño de Microsoft, que dedica parte de sus beneficios a la investigación de pidemias aún sin vacuna, lo anticipó tras el ébola

«A nuestros abuelos los mandaron a la guerra, nuestros padres tuvieron que lidiar con las consecuencias, a nosotros solo nos piden quedarnos en casa», es el mejor mensaje recibido estos días. No obstante, polemizo en cuanto veo el uso y abuso del símil pandemia-guerra pues proviene de líderes antes negacionistas del riesgo para dar solemnidad repentina al su drástico giro, como el de Donald Trump.

Hay paralelismos entre un conflicto y un gran desastre natural o sanitario: en cómo tomar decisiones, concentrar la capacidad de reacción, y prevenir la devastación -de ahí nuestra estructura de emergencia-. Y toda guerra se anuncia breve para eternizarse, mientras el rápido control de una emergencia es la victoria. A diferencia de un conflicto, las autoridades civiles son la cabeza, con la máxima unidad política y el apoyo de líderes intelectuales y religiosos pero, sobre todo, de la sociedad civil, que en los conflictos es víctima inerte, y aquí solo nos salvamos si todos ayudamos.

En espera de continuar la reflexión sobre el virus económico colateral a la pandemia, y por si fuera útil, aquí un resumen de enlaces y artículos de interés, agrupados por temas.

Sobre la pandemia en sí, y los desafío de estas amenazas:

Mapa para seguir la evolución de la pandemia en tiempo real:

N.Y.T subraya la dificultad de los datos comparativos del Covid-19

Artículos de reflexión general sobre los efectos en la economía:

–Federico Steinberg, economista (Real Instituto Elcano): «Coronavirus, amenaza económica, respuesta política»

— Política Exterior (FP Informe semanal): «La economía mundial en peligro»

–Juan Ignacio Crespo, analista de bolsas: https://bit.ly/3baUqDS y tambien su «casi» diaria hoja de análisis: https://bit.ly/2IZFKLV

— Xaviier Vidal Folch, economista, El País: «El mercado esta loco, loco»

–Andrés Ortega, ensayista: «El virus de la desglobalización»

–Ramón Lobo, periodista: «Aprendiendo juntos ante la pandemi

–Miguel Otero, economista: «Coronavirus: Incertidumbre Frank_Knigh

–Juan Torres López (largo y discutible): «Virus economía 2»

Sobre el Rol de China:

–Juan Antonio Sacaluga, periodista «Cuando despertemos, China estará ahí«.

— Mario Esteban (Rielcano): «China: cuando geopolitica y política domñestica no van de mano»

Comparación de los hecho en Taiwan y en España.

Desinformación:

— The Guardian, sobre Rusian Media: “Coronavirus was claimed to be a biological weapon deployed by China, the US or the UK. Other conspiracy theories contended the outbreak was caused by migrants or was a pure hoax

—Rafael Diáz Arias, profesor y veterano de RTVE: «Ante el coronavirus, distancia social, distancia reflexiva»

Una sobre ética, valores y para dónde vamos de Xavier Alberti, en francés: «À tout à leure» (Hasta Luego)

Deja un comentario

Archivado bajo Desarrollo, Economía, Epidemias, Uncategorized

¿Se paró el virus en la Economía?

Deja un comentario

marzo 18, 2020 · 6:07 pm

¿Se paró el virus en la Economía?

La inacción se paga

Tras los primeros crac de las bolsas, en el negro lunes 9, seguido del no menos negro jueves, los principales gobiernos anunciaron unos primeros planes de compensación a la economía, mas ambiciosos el de Alemania y Reino Unido, confuso el Norteamericano. Mas allá del comportamiento de «rebaño en estampida» de unos mercados volátiles, la falta de drásticas medidas frente a la pandemia no impidió este lunes otra negrísima jornada, que acumulada a los anteriores batacazos sumó unas pérdidas sin precedentes, de -28% en el Dow Jones industrial; -37% el Ibex, («el Crac del 2020»).

Ya inmovilizada España desde el sábado, Italia en la quincena, y también Francia y Alemania conforme se les multiplicaban las cifras de afectados y el miedo, los gobiernos salieron con la artillería pesada y medidas multimillonarias empezando por el nuestro, el alemán, el francés, antes ya el Italiano y por último el británico y el norteamericano.  El parón progresivo de fronteras cerradas y países en «cuarentena» ya dejaban una cascada de cierres patronales y despidos  afectando a la economía global. .Pero también desde este lunes los europeos contaron con luz verde del Eurogrupo para apoyar con una liquidez hasta el 1% de su PIB (aprox. 100 mil millones en España) y con créditos, posposición de pagos e inversión hasta el 10%.

¿Oferta o demanda?T

Las bolsas empezaron a caer cuando el virus saltó a Europa, pero no antes, cuando predominó la sensación -o cierta soberbia primermundistade que el efecto económico se limitaría a la propia China y sus vecinos, como también la propia pandemia.  Incluso hubo no poco debate sobre el vínculo entre la pandemia y sistema autoritario Chino, si se convertiría en el «Chernobil» chino, o por el contrario, solo un sistema así podía sin pestañear lidiar con una epidemia con semejante suspensión de derechos. No obstante, primero las tecnológicas, y luego todas las demás grandes industrias empezaban a notar la falta de suministros por una producción global organizada en cadenas de valor, pero también sin stoks.

Entonces se habló de un problema sobre todo de oferta, que no de demanda a diferencia de la crisis del 207-2008, en principio mas fácil de encauzar si la epidemia se paraba rápido, por el previsible rebote de la economía. Todo siempre buscando referencias en pandemias anteriores como el SARS -cuando el bajón se recuperó rápido, sin convertirse en recesión-, pero en ese 2003 China representaba el 4% de la economía mundial, y hoy es el 18%, y no solo es la fábrica del mundo, son los principales consumidores de productos de lujo y los turistas que mas gastan.

Con la pandemia saltando de continentes, millones de personas atrapadas en prohibiciones fronterizas, y la psicosis de la cuarentena -materializada en la acumulación de papel higiénico-, no se tardó en experimentar que no hay freno de mano, y la falta de oferta se convierte en frágil o nula demanda. Aunque en Europa se controle rápido el virus y se alivie un confinamiento que remite a las pestes medievales, el consumo será al principio tan contenido como en las post-guerras.

Parón en V o en U

El debate pasó a ser si el bajón y la remontada sera https://platform.twitter.com/widgets.js«>en V o en U  (enlace al hilo de twitter con el debate), es decir si una caída tan precipitada será seguida de una recuperación tan rápida e intensa, o no. Pero los acontecimientos se precipitan y la mayoría, empezando por, Federico Steimber del Rielcano, la mayoría concluye que en V o en U, el impacto ya es y será grande, pero como dice Steinberg, «el efecto económico final dependerá de la efectividad de las medidas de contención (cuarentenas, …), la difícil gestión del miedo ciudadano y los efectos de las medidas fiscales y monetarias que se vayan tomando».

Así que volvemos al principio: tras dubitaciones para aplicar restricciones máximas mientras se controlaban los primeros casos, por el alto coste para la economía, una supresión de derechos sin precedentes y con multiplicación del pánico, la artillería pesada que han sacado los gobiernos será suficiente?.  Complementada con medidas mas homogéneas y estrictas de inmovilidad, es desde luego un buen muro, sobre todo si se  aplican «para no dejar a nadie atrás», a diferencia de lo ocurrido en la crisis de 2007-2008.

Otras polémicas

Para no perder el hilo y no alargar, he dejado de lado dos polémicas y fenómenos de mucha sustancia: la tesis sostenida durante dos semanas por el gobierno británico de Boris Johnson sobre dejar expandirse el virus hasta lograr la inmunidad, aún a costa de «entre 300 mil y 500 mil vidas», interpretado rápido como se prima la economía sobre las personas…y las crisis o factores añadidos que han complicado y aumentado el efecto económico de la pandemia, como la guerra de precios del petroleo (se retomará).

Pero cuando todo pase, que pasará, ¿qué quedará?. Esperemos que no la autocomplacencia tras la crisis de hace una década que duró hasta antes de ayer, y que embargó a líderes y élites económicas y políticas en cuanto la macroeconomía daba signos de recuperación. Ya se habla de redefinir esa globalización «sin brújula ni mapa» (según advirtió en PNUD a final de los 90s), que ojalá no quede en grandes frases -esta vez fue el Ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, pero entonces fue el Presidente, Nicolas Sarkosy y su refundación del capitalismo-. Ojalá, en la novedad de la relación vecinal, también cambios en la sociabilidad – ¡ah, la importancia de un abrazo!, como mencionó el Primer Ministro Italiano, Giussepe Conte. De momento, los médicos y enfermeras ya son mas valorados que cualquier cantante o futbolista.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

a través de Noticias falsas ¿sobrevaloradas?

Deja un comentario

febrero 21, 2018 · 5:57 pm

REFUGIADOS: ¿Los mismos trenes?

Global Topics -- Asuntos Globales

foto del digital CTXT foto del digital CTXT

Se quedó como hipnotizada, clavada en el sitio, de pié frente a la pantalla. Miraba las imágenes, pero veía algún punto infinito mas allá, medio siglo atrás. «Son los mismos trenes….», dijo quedo. ¿qué haces parada?, ¿dónde vas?, pregunté sin entender.

«…los mismos campos, ¡y ahora también quieren meterlos en prisiones!, …la misma desesperación», zanjió, sin mayor explicación, al reanudar su marcha. Tardé en entender qué veía en esas imágenes de Hungría.

Revivía la huida 70 años atrás de la avalancha de españoles que, hasta un medio millón y en cuestión de días, cruzaron las fronteras con Francia. Pocos días después, algunos medios hicieron la comparación de las imágenes de un drama distinto, pero demasiado parecido.

No era solo la falta de color, ausente entonces, no solo porque ni la fotografía ni el cine eran capaces de reproducirlo, sino porque entonces realmente la oscuridad de sus…

Ver la entrada original 346 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized